Fracturas de hombro

La fractura del extremo superior del hueso del brazo (húmero proximal) es una lesión frecuente en personas de edad avanzada. Se la suele llamar una fractura del hombro.

El hueso habitualmente se fractura (se quiebra) justo debajo del hombro, en general después de una caída. La mayoría de estas fracturas ocurre sin romper la piel que recubre la fractura. A menudo, el brazo lesionado se sostiene en un cabestrillo hasta que la fractura se consolida lo suficiente para permitir el movimiento del hombro.

Las fracturas más graves (desplazadas) pueden ser tratadas quirúrgicamente. La intervención quirúrgica puede incluir la fijación de los fragmentos de la fractura a través de diversos medios. Otra posibilidad es que el extremo superior del hueso fracturado sea reemplazado (reemplazo parcial de la articulación del “hombro”: hemiartroplastia). Con menor frecuencia se reemplaza toda la articulación, lo que incluye la cápsula articular (reemplazo total del hombro).

A menudo se utiliza fisioterapia para ayudar a restaurar la función.

Síntomas de la fractura de hombro

Esta clase de lesiones suele producir un dolor muy fuerte. Otra de la sintomatología de esta fractura puede ser:

– Intenso dolor
– Inflamación del hombro
– Sensibilidad extrema en la zona del hombro
– Deformidad debajo de la piel
– Coloración violácea o decoloración de la piel
– Crujidos
– Incapacidad de mover el brazo sin experimentar dolor

Alguna de las causas de la fractura de hombro

Fuertes caídas
Fuerza brusca aplicada sobre un brazo
Accidentes de tránsito
Un fuerte impacto en el hombre durante la práctica deportiva
En personas mayores, por osteoporosis