La parálisis cerebral es un trastorno del movimiento, el tono muscular o la postura que se debe al daño ocurrido al cerebro inmaduro y en desarrollo, con mayor frecuencia, antes del nacimiento. Los signos y síntomas aparecen durante el primer año de vida o los años de preescolar. En general, la parálisis cerebral provoca una alteración en el movimiento asociada con reflejos anormales, flacidez o rigidez de las extremidades . También afecta el tronco, postura anormal, movimientos involuntarios, marcha inestable o una combinación de estos.

Causas

  • Mutaciones genéticas que ocasionan un desarrollo anormal del cerebro.
  • Infecciones maternas que afectan el desarrollo feta
  • Ataque cerebral prenatal, una interrupción del suministro de sangre al cerebro en desarrollo
  • Infecciones neonatales que provocan inflamación en el cerebro o a su alrededor.
  • Traumatismo encéfalo craneano en el bebé a consecuencia de un accidente de tránsito o una caída
  • Falta de llegada de oxígeno al cerebro (asfixia) relacionada con problemas en el trabajo de parto o el parto. Si bien la asfixia del recién nacido (perinatal) es una causa mucho menos frecuente de lo que históricamente se pensaba

Tratamiento:

Los niños que presentan parálisis cerebral requieren atención a largo plazo pueden optar por ser atendidos por:

  • Pediatra o fisiatra.-Un pediatra supervisa el plan de tratamiento y la atención médica.
  • Neurólogo pediátrico.- Es posible que un médico que cuente con capacitación en el diagnóstico y el tratamiento de niños con trastornos cerebrales y del sistema nervioso (neurológicos) esté involucrado en la atención de tu hijo.
  • Cirujano ortopédico.- Posiblemente un médico que cuente con capacitación en el tratamiento de trastornos musculares y óseos esté involucrado en el diagnóstico y el tratamiento de las afecciones musculares.
  • Fisioterapia.- Un fisioterapia ayuda a regular el el tono muscular , ha integrar los reflejos , estimular y reeducar las funciones del neurodesarrollo del niño además de la reeducación de la marcha.
  • Terapia ocupacional.- Un terapia ocupacional puede, en sesiones de terapia, ayudar a que tu hijo desarrolle las habilidades necesarias para la vida diaria y aprenda a usar los productos de adaptación que ayudan con las actividades diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.